Moisés y sus cuernos

Moises Un mito no es una historia cerrada. Hay una versión que dice que Moisés nació en Egipto y que después, cuando salió de esas tierras suprimió una parte de su nombre y dejó únicamente la parte final Mses (que significa “hijo de” , recuérde se Ramses “Hijo de Ra”) Se dice que un día Moisés llevó a se rebaño al monte Sinaí y ahí se le reveló Dios dio las tablas con los llamados “Diez mandamientos”. Pues bien, la historia es de dominio público, sin embargo hay algo que aún estando tan presente y tan obvio no se sea de tan dominio publico o sea inconcientemente velado, y es el hecho de que Moisés tenía… cuernos. Sí, y esa imagen de Moisés con cuernos es como un interruptor que enciende el mecanismo de la imaginación y nos pone a pensar las siguientes ideas: 1) Moisés era Hijos de Ammram (Amon Ra?) Lo cual quiere decir que el nombre que suprimió Moisés al salir de Egipto fue el de Amón, es decir, según esto, el nombre completo de Moisés sería Amonmses. Esta es la imagen de Amón. Amón Amón Zeus 2) Hay divinidades griegas que se parecen mucho tanto a Amón, como a Moisés: Los faunos, Sátiros y Dionisos. Fauno Por acá un artículo interesante sobre las divinidades y los cuernos. http://europa-soberana.blogia.com/2011/062407-huellas-del-jefe-de-los-cazadores-el-linaje-del-dios-con-cuernos.php

Sobre “La Maestra Sol” de Ana Rosa Zamora Leyva.

I

La muerte es uno de los grandes temas de la humanidad. ¿Qué es la muerte? ¿La muerte es la frontera entre la existencia y la no existencia? Y si es así, ¿acaso no el conocer a la muerte es reconocer la vida?

La opera prima de Ana Rosa Zamora aborda el tema de la muerte, pero no a la manera de las películas de terror, sangrientas, con monstruos, sino de un caso real, de esos que casi a diario tenemos frente a nuestros ojo pero que sistemáticamente nos negamos a ver; en los que también hay sangre, sangre real y demonios, nuestros propios demonios. Hay una parte de la obra en la que la Solange, la Maestra Sol, dice: “Aquel, con todo su poder, su fuerza y su deseo, se había encaprichado conmigo, había tomado mi resistencia como un reto, tenía que ser suya, tenía que llevarme con él a como diera lugar, tenía todas las de ganar, no podía hacerle daño, era escurridizo y conocía mi bien todos los rincones donde podía esconderse….Aquél continuaba ahí, esperando, acechando, midiendo fuerzas contra todos, martirizándome cuando acercaba su grotesca cara a la mía con una sonrisa burlona, se reía de mí, de mis gritos pidiendo ayuda, de mi angustia y del terror que me causaba verlo, porque lo veía en todos lados, lo veía flotando en el techo junto a la lámpara, gritaba y lloraba aterrorizada cuando lo veía descender lentamente hasta quedar a escasos centímetros de mi cuerpo.”

El demonio, sin duda es la muerte misma. Sócrates decía que él tenía una voz interna que le hablaba y le daba consejos. Lo llamaba su Daemon: demonio. Esa voz que nos habla en los momentos más amenazantes de nuestra existencia es, quizás, como en el caso de Sócrates -y Solange- la muerte que nos habla, que nos observa y nos quiere llevar.

Escribir sobre la muerte es dar cuenta de la muerte, es morir un poco, es desdoblarse en dos vidas, una real, en nuestro cuerpo; y otra en ficción, en letras. Leer un texto sobre la muerte es esa misma situación de desdoblarse en dos, en una multitud, es prestar nuestro cuerpo para vivir y experimentar la vida de otro, sentir lo que sintió el otro, habitar al oro y ser habitados por el otro.

Conocer la muerte es reconocer la vida, otorgarle el justo valor de ser vivida plenamente y si usura. Esta obra es un reconocimiento a la vida digno de ser leído.

II

Otra cuestión que está muy marcada en el texto es la fe. En una parte la narradora dice: “Los muchachos se aferran a su fe. Si los médicos dicen que la Sol va a morir, allá ellos, nosotros no tenemos por qué creerles.”; en otra, uno de los hermanos de la Maestra Sol expresa: “Yo no la entrego, dice Ricardo, yo no voy a entregar a mi hermana. Sé que al final se va a hacer la voluntad de Dios y sé que yo voy a tener que aceptarla, pero quiero que Dios sepa que yo espero, y deseo con toda mi alma, que mi hermana se quede con nosotros, eso es por lo que voy a orar, eso es lo que quiero recibir.” Y en otra, el hermano cristiano Eduardo ora: “El sólo hecho de aceptar lo que tu decides señor, es una bendición, porque nos das paz mental y espiritual, abandonarnos a tus propósitos, ¡Padre Santo!, nos hace libres.” Pues bien, la indagación sobre la muerte conlleva a la fe. Porque es darse cuenta de que en la muerte no hay principio ni fin, sino sólo un juego de fuerzas de despliegue o repliegue, de fuerza e impotencia, de fe y de incredulidad. En ese juego de fuerzas la incredulidad se despliega; la fe por el contrario es repliegue, una vuelta a la raíz, al origen. La incredulidad duda de la muerte; la fe, no, sabe que lo que está del otro lado de la ventana, no es sino lo que en ella se refleja, es decir la vida, esta vida, no otra.

San Agustín, respecto a la fe menciona que “Mejor es creer lo que es verdadero, aunque todavía no lo veas, que pensar que ves lo verdadero cuando es falso. También la fe tiene sus ojos; por ellos ve en cierto modo que es verdadero lo que todavía no ve, y por ellos ve con certidumbre que todavía no ve lo que cree” (Cartas 120,2.8). Cuando nosotros decimos que la fe sabe que lo que está del otro lado de la ventana, y que es la vida misma, esta vida, no otra, intuimos -otra especie de fe- que no se puede llegar a esa verdad si no es mediante la experiencia de la muerte. La vida es un aparente absurdo, cada instante de nuestra vida también morimos.

III

Este libro es un cruce de realidades en varios sentidos. Por un lado, lo sabemos, la literatura es ficción, pero en este caso se trata de una hecho real; en otro sentido, en la estructura de la obra la autora utiliza dos tipos de narradores, lo que nos hace ver el mismo hecho desde dos ópticas diferentes; y por supuesto, la temática, el trance entre la vida y la muerte de de Solange, la protagonista, que la autora nos va presentando en diferentes momentos. Por razones notamos que el libro responde a las necesidades de la alguna literatura contemporánea.

Es necesario hacer notar que la lectura del libro nos mandó a dos referentes literarios muy importantes: Por un lado a La Odisea, de Homero, que como ustedes saben, trata del Viaje de Odisea o Ulises a su patria Itaca, de toda una serie de peripecias y obstáculos que tiene que sortear para lograr su objetivo. Pues bien, la lectura nos hizo ver que ese viaje de Ulises es el viaje de regreso de la muerte, pues recordemos que a Ulises lo daban por muerto; por otro lado, el otro referente, es el poema de Konstantinos Kavafis, Itaca, el cual quiero leerles antes de concluir esta presentación. El poema es este:

Ítaca

Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca

debes rogar que el viaje sea largo,

lleno de peripecias, lleno de experiencias.

No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,

ni la cólera del airado Posidón.

Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta

si tu pensamiento es elevado, si una exquisita

emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.

Los lestrigones y los cíclopes

y el feroz Posidón no podrán encontrarte

si tú no los llevas ya dentro, en tu alma,

si tu alma no los conjura ante ti.

Debes rogar que el viaje sea largo,

que sean muchos los días de verano;

que te vean arribar con gozo, alegremente,

a puertos que tú antes ignorabas.

Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia,

y comprar unas bellas mercancías:

madreperlas, coral, ébano, y ámbar,

y perfumes placenteros de mil clases.

Acude a muchas ciudades del Egipto

para aprender, y aprender de quienes saben.

Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:

llegar allí, he aquí tu destino.

Mas no hagas con prisas tu camino;

mejor será que dure muchos años,

y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,

rico de cuanto habrás ganado en el camino.

No has de esperar que Ítaca te enriquezca:

Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje.

Sin ellas, jamás habrías partido;

mas no tiene otra cosa que ofrecerte.

Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado.

Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,

sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas.

Cada libro es un barco por el cual se realiza un viaje. Cada libro es un viaje tanto para el escritor como para el lector, y este sin duda lo es.

18 de marzo de 2011.

Un perro

Vagaba por las calles polvorientas de una colonia en la periferia de Tijuana. Arrastraba un mundo de melancolía con un pequeño hilo unido a mi nuca. Caminaba, cuando de pronto, a mi espalda, sentí una presencia cálida y ligera. Me detuve y voltee. Era un perro callejero. Batí mis manos y tiré patadas al aire tratando de asustarlo, pero él solo se limitó a mirarme. Redoblé el paso. Unos segundos después paré; di media vuelta. El cuadrúpedo seguía ahí interrumpiendo mi soledad y mi tránsito. Volví a caminar… ¡Él hizo lo mismo! -¡Uuushaa!, ¡ushaa!- Traté de asustarlo para que se alejara, pero él sólo me miraba. Caminé aún más rápido, pero otra vez escuché el roce de sus uñas sobre la tierra arenosa detrás de mí. Volteé ya con enojo y le grite injurias. -¡Pinche perro, sáquese de aquí… cabrón!- El se detuvo, se sentó y me miró. Sacó la lengua para refrescarse; luego se puso a mi lado y movió la cola como invitándome a caminar. Ya no dije nada, caminé con él un kilómetro o dos sin decir palabra. Miraba sus ojos de vez en cuando, parecían los brazos de una madre protectora. Cuando mi soledad se disipó, pensé en llevarlo a mi casa, invitarle un buen trozo de carne como señal de agradecimiento por su compañía. -Quien sabe, igual y me lo quedo- Pensé, pero justo después de ese pensamiento, el perro dobló a mi derecha y se dirigió a unos matorrales. No sé por qué mi pulso se aceleró, mis piernas no me respondían, la voz se me secó. Una vez más me había autoengañado. Vi como el perro, que ya consideraba mío, se alejaba sin siquiera voltear. Liberado, disipándose en el polvo de sus pasos como un papalote suelto llevado por el viento.

EL CIRCO DE LOS SUEÑOS.

Personajes: NELLY:niña. ERICK:niño. VLADIMIR: Abuelo. BUFÓN PAPÁ MAMÁ COMADRE ÁNGEL 1 ÁNGEL 2 DIABLO 1 DIABLO 2. (Introducción musical, pieza 1) El escenario consta solo de una mecedora y una mesa con cuatro sillas. Se escucha la voz de un anunciador de circo tras bambalinas. BUFÓN (Tras bambalinas).- ¡El circo del gran Solini! ¡Pásele pásele! ¡El único, el inigualable circo del Gran Solini! El circo, el circo, el circo…. Pieza de música 2. Mientras la música suena entra el abuelo con su bastón, camina dificultosamente, toma asiento y se queda dormido. I Suena un timbre (campanita), entran los ángeles - suenan carilones al compás de sus pasos-. ANGEL 1.- No cabe duda que la música relaja. Dormí como angelito. ANGEL 2 .- Y como no, la música celestial de tus ronquidos, hasta a mí me subyuga. ANGEL 1.- Música celestial ANGEL 2 ,- Y buen sueño ANGEL 1.- Buen descanso. ANGEL 2.- Y así el día de hoy… ANGEL 1.- de mañana… ANGEL 2.- y siempre ANGEL 1y 2 .- Será heeeermoooosoo, hermooooso. ANGEL 1 -Vamos a laboraaaar ANGEL 2 -Con alegría y felicidad ANGEL 1 -Vamos a laboraaaar ANGEL 2 -Con alegría y felicidad ANGEL 1 –y un y dos ANGEL 2 –y tres y cuatro ANGEL 1 - y un y dos ANGEL 2 y tres y cuatro. (Sus movimientos se van haciendo cada vez más lentos). II (Los diablos simulan caminar. Diablo 2 tiene un pie chueco. Soindo de sonajas compás de sus pasos-.) DIABLO 1.- ¡aahhhuuuumm!, Cuanto sueño. ¡Ay! que desvelado estoy DIABLO 2. –Sí, esos vecinos de la privada, que noche tras noche se la pasan con ese horrible instrumento. DIABLO 1.- Sí, esa música me produce pesadillas, ¡aaah! (Le dan escalofríos), tanta armonía, tanta felicidad, tanto amor ¡aaah!, Ni modo, otra vez a trabajar. DIABLO 2 .-Sí, ¿Qué vamos a hacer jefazo? Tenemos pecados que sembrar, (Gesticula con los dedos)… conflictos que generar, almas negras, rojas… más negras que recolectar DIABLO 1 .- (El diablo se la pasa meditabundo, se rasca la cabeza una y otra vez y niega con la cabeza una y otra vez piensa) ….Cállate, déjame pensar… DIABLO 2 .- ¿Sembramos pereeeza? DIABLO 1 .- Hay que cansado estoy… DIABLO 2.- ¿Sobeeerbia? DIABLO 1 .- Yo tan inteligente y no me puedo concentrar DIABLO 2.- ¡Guuula! DIABLO 1.- Debe ser porque tengo hambre. Si tuviera unas alitas de pollo como esas mmmm (Mira y se saborea las alas de los ángeles) DIABLO 2.- ¡Lujuuuria! DIABLO 1 .- Ay! ese ángel tan bonito mmchua mmchua mmchua DIABLO 2.- ¡Enviiidia! DIABLO 1 .- Bueno, que digo, yo soy mas hermoso que el, aunque claro, si yo tuviera sus alitas, y su belleza… DIABLO 2 .- avariiicia, DIABLO 1 .- Bueno si los puedo tener (choca sus uñas) DIABLO 2.- ¡ira! DIABLO 1.- Aaay ya, ya, cállate, cállate que me desesperas…mejor ve por el informe de ayer… (Diablo 2 da la espalda y simula caminar con el sonido del block 2 , va a un archivero imaginario y simula sacar papeles hasta que encuentra lo que busca) . III ERICK –Ya llegamos, abuelo. NELLY - Abuelo, abuelo, ya llegamos, despierta, ABUELA – Pprrrrrrttttt mmmmm (y sigue roncando) ERICK – ¡Uy! Está muy dormido. (El diablo suena su flauta y la acción se detiene, va y les coloca entes oscuros a los niños, suena de nuevo la flauta y continúa la acción) NELLY - Y si le damos un silbido. ERICK – Fuerte, fuerte. NELLY - A lo mejor tenemos suerte ERICK – Y si se enferma de muerte NELLY - Entonces busquemos agua y la mojamos ERICK -Unas gotitas le derramamos NELLY - Así sí lo despertamos. (Le echan las gotitas de agua). ABUELA- Prrrrrt! Pero que grosería es esta, ahorita van a ver lo que les cuesta. El abuela intenta pararse sin lograrlo. El ángel 1 simula tocar el arpa –suena la mandolina- se detiene la acción, el ángel 2 va y les quita los lentes a los niños. ABUELO - ¿Por qué lo hicieron? NELLY.- No sé, no sé. Perdónanos. ABUELO.- Esta bien pero a la otra, les pego eh! ERICK – No, abuelo, no nos pegues. ABUELO.- Niños, niños, son tan traviesos. NELLY – Oye, abuelo, y ¿dónde están nuestros papas? ERICK - ¿Por qué no fue mamá a la escuela por nosotros? ABUELA – Su papa se fue a trabajar, y su mama salió. En lo que llega coman, allí hay unos huevitos estrellados que les hice y luego hagan su tarea. Van a la mesa, simulan comer, limpian la mesa, luego, de su mochila sacan un cuaderno y se ponen a hacer tarea Suena el timbre (campanita) y se congelan. Mientras el abuelo duerme. (Música de circo 2) Mientras suena la música pasa el bufón haciendo malabares con unas naranjas. IV DIABLO 2– Jefe, Según la última encuesta, las fuerzas oscuras vamos ganando con cinco… (El diablo 2 suena la flauta y le pone los lentes al niño quien deja de hacer tarea y se pone a jugar nintendo) No, seis partidarios. Las estadísticas van a la alza. Para el fin de año tendremos una buena ganancia. Suenan los carillones. Los ángeles simulan caminar y encontrarse a los diablos. DIABLO 1– (Puliéndose las uñas se dirige a los ángeles) ¿Escucharon? (Empuja a uno de los ángeles, el ángel, en su lugar, da un paso atrás como empujado.) Como de costumbre vamos ganando. ANGEL 1–Eso crees tu, (Empuja al diablo, quien se cae) pero esta navidad nosotros lograremos que en el mundo haya amor y no guerra. (Simula tocar el arpa. El ángel 2 le quita los lentes al niño, quien regresa a estudiar). DIABLO 1– Eso crees tú (arremeda el diablo al ángel, y le da un golpe, el ángel pone posición de defensa). ¡Mira! (Le dice algo al oído al diablo 2. Suena el timbre. Se congelan) Música de circo 2. Sale el bufón con unas naranjas y hace malabares mientras la música suena. V Los niños están en la mesa haciendo su tarea. El diablo 2 le pone los lentes oscuros a la niña y regresa a su lugar y haciendo mímica de soldado le dice al diablo que la misión está cumplida. La niña deja de hacer su tarea, se levantará a poner música ruidosa. NELLY .- Ay! Qué enfado, mejor me voy poner música (Suena música del grupo Nirvana) y regresa a molestar a su hermano). ERICK.- Apaga la música que no me dejas estudiar NELLY .- (Arremedando al niño), “Apaga la música que no me dejas estudiar” niño llorón. ERICK.- les diré a mis papas que te portas mal. (Se levanta y va a apagar la música). NELLY.- ¿ Por qué lo apagas? Niño tonto. (Comienzan a manotear manotearse y pelear. Entra el papá, con sus lentes negros) PAPA .- ¿Pero que relajo es este? NELLY.- Papá, papa, Erick puso su música y no me dejaba hacer la tarea. ERICK.- No es cierto, ella es la que no me dejaba estudiar. NELLY.- No, tú. ERICK.- No, tú. PAPA.- Cállense los dos. Se me van a su cuarto y se quedaran sin cenar. NELLY.- Pero papá, papá, no puedes hacer eso PAPA.- Si puedo, a su cuarto y sin cenar. ERICK.- No puedes dejarnos sin cenar, hoy no porque… porque… es navidad. PAPA.- Navidad, Navidad, a quien le importa la navidad. Tú, Erick, ten (le da unas monedas. Ve a la tienda de don Nacho y tráeme unas caguamas. ERICK.- Pero con esto no alcanza ni para un chicle. PAPA. – Que te lo apunte en un papelito. ERICK.- Pero papá y se pone a llorar. Entran la mamá y la comadre con lentes negros. COMADRE .- Ay comadre, Yo no sé que le ve Jorge Federico a esa bruja. MAMA .- Así son todos, nomás ven una con tacones, minifalda y … COMADRE.- El tan lindo. Si no fuera por la horrenda esa que lo esta embrujando. (La mamá se da cuenta que el papa la esta mirando y le sonríe) PAPÁ.- ¿Quién es ese Jorge Federico? MAMÁ.- Hola mi amor, no sabía que estabas aquí. PAPÁ.- ¿Ya hiciste la comida? MAMÁ.- Hay mi amor, fíjate que no la he podido hacer, es que… ¡Ay! con los problemas que tiene María Inés… COMADRE.- Fíjese que la dejo Jorge Federico… y esta muy triste, tenemos que apoyarla. PAPÁ.- María Inés, María Inés… ¿De que hablan? MAMÁ. .- Pues María Inés, Mi amor, no puedo crees que seas tan descorazonado COMADRE.- ¡Compadre, pues en que mundo vives! ERICK.- María Inés es la telenovela que pasan a las nueve de la noche y repiten a las 11 de la mañana. Tú no la ves porque ya estás dormido. MAMÁ.- Anestesiado, diría yo, con esas cervezotas que te tomas. PAPÁ.- Bueno… es que sufro de insomnio y son mi medicina. Además, trabajo mucho, me merezco un descanso. MAMÁ.- Por cierto, ¿Qué no deberías que estar trabajando? PAPÁ.- Sí, mujer, pero que crees. MAMÁ.- ¿Que?…¿Qué? PAPÁ.- Que llegue al trabajo y no había ni maquinas, …ni trabajo ni patrones. Que por la inseguridad se fueron. MAMÁ.- No me digas. PAPÁ – Sí, me he quedado sin trabajo. MAMÁ.- ¡Te dije que no me dijeras! PAPÁ.- ¡Ay Mujer!, lo único que quiero es olvidar. ¡Erick!, vete por las cervezas. (Le da un billete de a mil pesos) ERICK.- ¡íjole! papá, no van a tener cambio en la tienda, y don nacho ya no nos quiere fiar. PAPÁ.- Con que no quieres ir pues ahorita verás… ERICK.- No me pegues…. MAMÁ.- ¡Déjalo, déjalo! NELLY .- Papá, mama, no se peleen COMADRE.- (La comadre empujando a la mamá) No se deje comadre, acuérdese de María Inés, tenemos que terminar con las injusticias de los “machos”, Dele, dele comadre, que aprendan a respetarnos… PAPÁ -Usted no se meta … MAMÁ.- ¡Comadre!, siéntese allá póngase cómoda y vea como se debe tratar a los maridos. (La comadre se va a sentar, pero el diablo 2 detiene la escena y le quita la silla a la comadre) MAMÁ.- No les grites a mis hijos…a mis hijos nadie les grita, ni su madre… ¡Nelly, Erick, vengan acá, tú, Erick, chamaco distraído, tráeme la escoba, ahorita verá tu papa, y tu Nelly, hazme caso, vente conmigo. -Los instrumentos hacen ruidos “ad libitum” siguiendo los movimietos- de los actores. Erick trae la escoba, se la da a su mamá. Al prepararse a dar el escobazo el diablo 2 suena la flauta, se detiene la acción, le pone una cubeta a la mama, quien se cae. El papa se abalanza sobre de ella y le va a dar un cinturonazo, pero el ángel toca el arpa, detiene la acción, le quita los lentes al papá y cambia el cinturón por una flor. Al misom tempo el ángel 1 habla al oído del abuelo quien comienza a toser. Todos voltean a verlo, pero lo ignoran y siguen peleando. La mama le agarra la flor, dice “gracias mi amor”, sonríe, y le da una cachetada. El diablo detiene con su flauta la acción y pone la mejilla de la comadre.. El abuelo tose más fuerte y a golpear con el bastón. Todos se dan cuenta y dejan de pelear. ABUELO.- Esto no esta nada bien. Víctor, qué les estas enseñando a tus hijos, a ser irresponsables, a ser borrachos? Ana María, en lugar de educar a tus hijos, cuidarlos, alimentarlos y ver por ellos... ¡No! Prefieres tus novelotas, y chismear. Hoy tenías que haber ido a la escuela a ver la pastorela donde actúan tus hijos. ¿Y qué pasó? Que por estar con la novela no fuiste. Y Usted señora, ¿que hace aquí chismeando? Vaya a ver a sus hijos y su casa y su esposo, seguramente están preocupados por que no la encuentran. Ay! hijos de mi alma, estoy cansado. Yo creo que no paso la navidad…he tenido sueños raros…un mago…Le da un ataque de tos. PAPÁ - Papá, papá ¿Estás bien? (El abuelo no responde) PAPÁ – Papá!!!! ERICK y NELLY.- Abueloooo!! MAMÁ.- Suegro!!! COMADRE .- Don “Vladis”!! MAMÁ (Abre un ojo…luego el otro? -¿Hoy es noche buena? PAPÁ - Que susto nos pusiste MAMÁ.- Ay suegro perdóneme, ya no voy a pelear con su hijo. NIÑOS .- Abuelito, abuelito, te queremos mucho. COMADRE.- Vengan esta noche todos a mi casa, hagamos una rica cena, invitemos a nuestros vecinos, Usted también don “Vladis”. (Primero la abuela sonríe y luego todos sonríen, se abrazan y salen de la escena). VII (Suena el timbre) ANGEL 1 .- Ya es hora de la salida, como quedaron los números. ANGEL 2 .- Cero bajas y una solicitud de tiempo extra. ANGEL 1 .- Muy bien vámonos a descansar, mañana será otro día. (Salen de la escena con sonidos de carilones al compás de sus pasos.) DIABLO 1– Tenemos que trabajar horas extras para planear bien las actividades de mañana. Tráeme el informe de hoy. DIABLO 2– Según el informe de hoy… (Salen de la escena con sonidos de sonajas al compás de sus pasos.) Entra el bufón con sus naranjas a hacer sin gracia malabares. Entra Vladimir –el abuelo-, joven y sonriente). BUFÓN.- Vladimir?, ¡Vladimir!, Que gusto verte, te estaba esperando. VLADIMIR.- Estragón, amigo querido, me alegro volverte a ver. Se dan un abrazo. (Estragón le da las naranjas a Vladimir quien comienza a hacer malabares) BUFON -Señoras y señores, venido de un lugar lejano, el único, maravilloso, increíble, capaz de desaparecer una moneda, un hombre, un edificio, un pueblo entero, el único, mago e ilusionista el gran….(Salen Vladimir haciendo malabares con las naranjas. Comienza la música de circo.) FIN

Conductor

El Director se apostó frente a la orquesta, golpeó el atril y dio la entrada; de los cuerpos de los ejecutantes brotaron energéticas, cálidas y eléctricas melodías. Llevados al éxtasis por la copulación de sus sonidos, casi sin voluntad, los músicos daban paso, de entrada y de salida, a ese chorro de sonidos luminosos que inundaban al teatro, inyectándole vitalidad, por entre las venas, arterias, aparato digestivo y respiratorio, al alma de los escuchas. El conductor, gurù, colonizaba lentamente sus espíritus y no había nadie que evitara esa conflagracion. Estimulaba y los músicos respondían; la música sonaba y el público no dejaba de sonreír, de balar y salivar. Conforme la música avanzaba, los escuchas se mostraban mostraban mas excitados. El administrador-conductor-pastor y sacerdote expiaba a todos de sus culpas. Muy grande era su poder. ¿Quién dijo que el medio no era el fin? El maestro estaba ya convertido en tirano de conciencias. -Basta dominar la voluntad, la información y el ambiente del hombre, para manipular, controlar y condicionar su conciencia: esclavizarlo. He aquí mi nueva Iglesia. -pensaba el conductor, mientras sus manos no dejaban de piruetear. -Música opiácea para sus oídos.- se decía, y luego, cuando finalmente llegaba la parte climática de la obra, casi convulsionando gritaba internamente: "Yo soy, Yo soy, Yo soy…". Repetía una y otra vez, con un monoteísmo sostenido. -Yo soy la proyección de Dios, por mí se da la comunicación más efectiva entre Dios y Uds., simples mortales. Ya no se trata de dominar al cuerpo, sino al alma… Eres un pecador, eres un pecador. Hay un infierno, hay un infierno: Sálvate. Tú, ayuda. Tú, compra. Tú, apoya. Tú, vota… ¿Ves a aquella mujer hermosa? Compra.- El jefe, parecía ordenar con sus dedos. El percusionista sonó la campana. Y a todos se les abrió aún más el apetito (aunque ahí jamás habría ningún bocado). El dirigente estaba seguro de que realizaba a la perfección su trabajo, y aunque no los podía ver, sabía que todos babeaban extasiados y que en sus ojos había lumbreras de deseos. –No me sorprende haberlos puesto en ese estado… me sorprende lo fácil que fue.- se dijo y sonrío. Sabía que los tenía en su poder, que los controlaba con la "buena" finalidad de procurarles placer. -Ellos creen que son libres pero en realidad sólo responden a los estímulos sonoros que producen mis neuronas. -El director se movía, gesticulaba, sonreía, sus ojos brillaban, sus manos revoloteaban libres, en conjunto parecía un títere movido por la música. Finalmente el coro comenzó a cantar: " Trabaja, trabaja, trabaja. No cuestiones, trabaja. Te voy a dar placer, placer y seguridad. Trabaja, trabaja y no te preocupes…" Entonces decidí comenzar a escribir esto.

El monje que construyó a la ciencia

Algunos talismanes despilfarran lunas, el polvo a niños, los robots a engendros matizados de sirena y él no supo cuándo fue joven, porque huyó a la velocidad de una teoría obsoleta: concluyó ser un dragón monje. Transgredió las aporías y se filtró hasta el peligro de la honestidad para sentir la metafísica y la divagación. Quiso ser escuela. La ciencia le mostró los caminos fulgurantes en el aire y lo deslumbraron. La filosofía también le llegó prestamente y sin explicaciones, por igual la belleza matemática y la diversidad de las metáforas. Habló en metáforas. Dio “enter” y todo el mundo se construyó transparente en un segundo. -Todo es matemáticas, eres un número que precede a otro número. -Escribió y dejó rastros. Finalmente se desdobló. A sus células se las llevaron los números; descubrió que alucinaba.

Respuesta un poco retrazada

A la pregunta hecha en un conclave cristiano en Bizancio que dice: "¿Cuantos ángeles caben en la cabeza de un alfiler?" La respuesta es la siguiente: Exactamente el mismo número de alfileres que caben en la cabeza de un ángel.

Llanta

I Seguido por su hermanita, un niño pateaba la tapa de plástico de una botella al lado de un campo de fut bol, imaginando que era un balón. Luego vió venir a unos de sus amigos y le dijo a la pequeña que cuidara de su "balón".
La pequeña tomó la tapita y se fue a sentar a una piedra a observar el juego de su hermano; movía a la tapita entre sus manos, volteó a verla y fue cuando se dio cuenta de que el objeto de plástico era de color ladrillo quemado por el sol y maltratado por su roce con la tierra . Levantó la tapita a la altura de sus ojo y la comenzó a observar, vió la rosca interior e imaginó su funcionamiento al tapar una botella imaginaria. Su abstracción era total. Imaginaba tapar y destapar, luego invertía la posición de la botella para comprobar que no dejara salir ni un chisguete de líquido también imaginario. De pronto la niña volvió en sí y miró atentamente a la tapita invertida, se acercó aun más el objeto rojizo a los ojos y entonces apareció frente a ella la forma de una maceta. Sin meditar en ello se puso a buscar unas pequeñas florecitas, le puso tierra y cortó pasto. Pasado un rato la pequeña ya tenía su maceta perfecta en miniatura.
La niña admiraba su macetita cuando su hermano, que ya había olvidado que le había encargado su "balón", le grito que ya se fueran. La pequeña se vió en una disyuntiva, si le regresaba la tapita a su hermano tendría que deshacer su macetita, pero le había quedado tan bien que sentía que no era justo destruirla, y entonces pensó en conservarla y la única manera que veía de concervarla era que, por un lado su hermano no le viera el objeto que en principio era de él, eso implicaba esconderla pero si la escondía entre sus ropas la maltrataría mucho, así que otra posibilidad fue dejarla ahí mismo, en ese inmenso campo, colocarla en alguna parte y que, cada que ella y su hermano vinieran a jugar, la iría a ver, a regar y cuidar de ella. Observó la amplitud del campo y se decidió, puesto que todas las macetas que recordaba estaban en las esquinas de las casas, colocarla en una de las esquinas del inmenso campo abandonado.
II Son las siete de la mañana, el hombre despierta al lado de su mujer y le dice que le preparé el "lonche" porque ya es hora de irse a trabajar. Mientras la mujer se levanta, el hombre da algunas vueltas en la cama luego se estira y saca un pie de las cobijas; pasado unos minutos, saca el otro pie y se sienta a la orilla de la cama. Mueve su cabeza y estira hacia arriba sus brazos, da un largo bostezo y chasquea varias veces su lengua contra el paladar, respira profundo y ruidoso. En calzones se va al baño se moja la cara y el pelo, regresa al su cuarto, se pone sus pantalones color caqui, su camisa, su chamarra vieja, sus calcetas y sus botas maltratadas y llenas de tierra. La mujer le dice que está lista su comida. El hombre se va feliz a su trabajo, pues es sábado y solamente trabajará media jornada. Después de caminar unas cuadras el hombre llega a su trabajo, saluda a su compañero, acomoda los cables de la retroexcabadora, le pone combustible, la enciende y la deja calentando mientras se come un "burrito" de los que su mujer le ha puesto para lonchar. Unos minutos después, silbando la canción norteña de moda, el hombre extiende los montículos de tierra que ya desde hace un rato algunos camiones depositan.
III Cada vez que, después de una larga noche de fiesta, amanezco crudo, siento una inmensa necesidad de desintoxicarme y me da por hacer ejercicio. Son las ocho y media de la mañana, me pongo mis pants, mis tenis y dos camisetas: una blanca por dentro para que absorba el sudor y la otra de algún color que combine con mi pants y el chaleco gris y amarillo. También me pongo una faja para que me haga sudar un poco más de la barriga, pues últimamente he notado que se me comienza a abultar y mis audífonos con música polifónica para satisfacer mi vicio auditivo. Mi rutina consiste en caminar un trayecto de dos kilometros para llegar a un campo de futbol y darle diez vueltas, cinco trotando y otras cinco a una velocidad rápida, luego hacer lagartijas y abdominales para finalmente terminar con una sesión relajante de tai chi.
Caminé mis dos kilometros sin contratiempo. Llegué al campo por la esquina noroeste, hice algunos ejercicios de estiramiento. Una pareja caminaba y alguien más corría alrededor del campo de fut bol. Después de mis ejercicios de estiramiento comencé a trotar. Di una vuelta al campo tratando de que mis pasos y mi respiración sincronizaran el ritmo de la música que escuchaba. Di la segunda vuelta y ya mi respiración, mis pasos y la música estaban en sincronía, además de que mi vista seguía las puntas de mis pies al tocar el suelo. Fue al concluir la segunda vuelta cuando, al pasar por donde había comenzado a trotar, vi que mi pié iba a caer encima de un tubo cubierto de pasto que sobresalía por encima del nivel del campo. Salté para no tropezar y comencé mi la tercera vuelta. En la esquina opuesta del campo dos trascabos se movían lentamente expandiendo la tierra que algunos camiones depositaban, imagino que planeaban la construcción de un segundo campo de futbol. Comencé la cuarta vuelta y otra vez me encontré con el pequeño obstáculo esta vez observé que el tubo, además del pasto tenía unas pequeñísimas flores moradas, cosa que se me hizo raro. Seguí trotando y comencé a recordar que algunas veces, en las cuarteaduras de concreto caen semillas de alguna plantita y comienza a germinar. Seguramente eso fue lo que sucedió con esas flores que estaban en el tubo, aunque no recordaba haber visto flores de ese color. Di la cuarta vuelta y me fui directo hasta el tubo, detuve el paso y vi que las flores y el pasto estaban acomodados. Di la quinta vuelta y otra vez fui directo a donde estaban las flores y el pastito acomodados, tomé al tubo entre mis dedos y para no parar mi rutina di unos paso mientras rápidamente observaba que no era un tubo, sino una tapa de algún envase de plástico a la que alguien la había transformado en pequeña maceta. Sentí que estaba profanando el trabajo de alguien así que regresé a la pequeña y hermosa maceta a su lugar.
Comencé la parte veloz de mi rutina, y a cada vuelta, al mirar aquella macetita imaginaba que manos la habían creado, pensaba varias posibilidades, desde un futbolista sensible, la novia de algún jugador hasta una pequeña niña que, enfadada de ver como su hermano y sus amigos corrían sin sentido detrás de un balón, la había creado de la nada. Me decidí por la última posibilidad. Cuando iba en la vuelta número nueve, vi como a mi lado pasaba un trascabo con su ritmo lento y pesado conducido por un hombre con bigotes de morza y ojos verdosos que silbaba una tonada anorteñada de esas que pasan en las estaciones de radio más potentes. Seguí corriendo pues era ya mi última vuelta cuando recordé que el tractor se dirigía directamente a donde se encontraba la pequeña macetita… voltee la vista, vi como el tractor daba como pequeños saltitos al pasar por el sitio. Decidí no concluir mi vuelta y regresar a casa.

La épica del siglo XXI. Comentarios sobre el texto de Giovanni Ríos "Canto Épico"

Hace más de un siglo Zaratustra anunciaba al superhombre. "El hombre es algo que debe ser superado" decía, y hoy, ese algo paralelo al superhombre parece presentarse en el fluir de la gente o de los autos en la ciudad, en un río, el río de la vida misma y la belleza de sus formaciones aleatorias, en un poeta: Giovanni Ríos.
¿Cuáles son los héroes en los albores del siglo XXI? ¿Acaso los deportistas prematuros, los actores sin un papel propio, las estrellas del pop-rnográficas, metrosexuales, narcotraficantes, presidentes borrachos, guerreros que juegan videojuegos, policias corruptos, empresarios ineptos, amas de casa sin casa, obreros desempleados? No, Definitivamente no, porque ya nadie cree en los héroes, porque nadie quiere ser héroe y ofrendarse al otro. Vivimos una época narcisista y por tanto efímera, destinada a carecer de héroes y a desaparecer.
Denuncia oculta de un mundo de aduladores del cuerpo y el alma, de pecadores arrepentidos, de pescadores de pecadores e inocentes, revelación de un cosmos al que no se pertenece, el poeta Giovanni Ríos crea otra realidad, otros universos y a la vez se provoca su propio nacimiento, aclarando que es nacer en él significa entrar al mundo de la ilusión despierto. Giovanni nace al teatro cruel donde el sueño, el progreso y el kitsch son la locura.
Desde su niñez se rebela a los reparadores de almas, profesión innecesaria porque no existen almas que reparar. Constantemente metido en una especie de autismo, en determinados momentos, el poeta afirma cosas, pero se reserva las explicaciones a tales afirmaciones, dejando que el lector lo explique por sí mismo. Más de uno lo tildará de demente.
La humanidad no perdona su propia falta de entendimiento y por eso opta por exiliar a aquellos a los que no entiende. Giovanni, el escritor, es uno de esos seres condenado al exilio; sabe que no sabe nada y que la educación no educa ni enseña, que no se trata de enseñanza, sino de aprendizaje, y el aprendizaje es individual.
La existencia del poeta de trapo es pura música, y al ver él la carencia de música en el mundo, mundo (tiempo y espacio) que no eligió, afirmará que su existencia es un error, porque como ya lo dijo Nietzsche: "Sin música el mundo es un error". Para evitar el error, Ríos se construye a sí mismo, se surce de trapo y opta, una vez terminados sus estudios opta por vagar y vagabundea, pero no es un deambular con el cuerpo, sino con el pensamiento y por eso cambia el discurso de las cosas constantemente. Divaga e incomoda como una disonancia y "blooper" continuo: "Caprichos sintácticos con tácticas de ventrílocuo polifónico" se autodefinirá.
Su "Canto Épico" nos manda en un primer momento a la música, posteriormente a la poesía, palabra cantada, pero la totalidad de su obra nos manda a un tercer espacio, el de la novela ( música de ideas). La narración que nos presenta son sus recuerdos que se amontonan y salen, aparentemente sin ton ni son, y sin embargo hay un momento en que se reconoce que todo el escrito está hecho a conciencia y de lo que probablemente es una primera impresión, la sensación de que el personaje es esquizofrénico, se llega a la conclusión de que Giovanni no está loco, que es el mundo, una gran parte de la humanidad quien está perturbado. El cimiento que sostiene esta afirmación es que las grandes verdades del mundo han estado fundamentadas en una fe ciega en un simple juego de niños y por eso, hasta el momento todo lo que se ha dicho del mundo o de la vida han sido interpretaciones, interpretaciones de las interpretaciones y así ad infinitum como un "Teléfono descompuesto". La historia no se puede expresar, y cuando se expresa se hace de una manera descompuesta.
Se nos ha educado en la idea de que la humanidad está constreñida a un plan, un proyecto que todo mundo lleva a cabo, pero del cual nadie sabe concretamente en que consiste. Hace siglos se pensaba que Dios era el diseñador de ese plan, pero Dios murió y con él su proyecto. No hay plan, se vive en la utopía de la distopía. Una gran parte de la humanidad sigue interpretando su papel, se esmera, se maquilla, actúa y entrega su alma y su corazón a ese proyecto desconocido; El poeta del siglo XXI sugiere que la vida es una obra de teatro en la que se actúa, pero en la cual ya no hay director, ni público y donde la mayoría de los actores no son personajes, sino escenografía.
Una épica como género narrativo y heróico es lo que nos presenta Giovanni. Tenorio del tercer milenio, conquista mujeres (Ágatas, Catrina, Juventina, Jania, Maran, Morgana Sara, Xochitl…), héroe del fin de los tiempos, conquista su propia conciencia, conquista al mundo revelando el truco de la historia, conquista su propios recuerdos y los rehace. Al igual que Odiseo el poeta busca su ciudad, su Utopía, pero a diferencia del Aqueo, el de la Ciudad Giovanni sabe que la búsqueda de su ciudad, además de un pretexto para realizar un viaje, es un pretexto para la disonancia, porque la obra es una disonancia en la literatura y Giovanni una disonancia para los poetas. ¿Épica del absurdo?
En las cinco partes de su historia, con un caudal de imágenes, metáforas e ideas narra su nacimiento, niñez, juventud y confusión; su vagabundeo; la conquista de sus musas, la síncopa, el descubrimiento de las cualidades de su existencia, que alguien juega con su percepción y su dormir, ¿o despertar? Plagado de referencias musicales y literarias (Stravinsky, ¿Mussorgsky?, Smetana Rabelais, Sade, Nietszche, Cervantes) Giovanni Río nos lleva súbitos a contemplar un mundo imposible, multidimencional donde lo racional y lo irracional se mezclan tumultuosos; nos deja circunscritos en su realidad sí irreal, pero más real que nuestra cotidianidad. En el "Canto Épico" de Giovanni Ríos entramos al campo de las paradojas donde el autor es el personaje y el personaje hace al autor; donde la obra es el poeta y el personaje o el escritor, donde el personaje poeta se construye escribe y describe para alguien desconocido, porque como bien se dice en la obra: "Amar es entregarse a un desconocido."

Los extraños

Allá lejos, en el horizonte, como serpiente metálica, un tornado se acerca y deshace todo a su paso, como si contuviera millones de navajas de rasurar. Beefheart y Janis observan el fenómeno desde la habitación de Jim, su hijo, en la parte alta de su casa; habitación que no tiene gran parte del techo, ni la pared de enfrente ni la de la derecha, que está en ruinas como si hubiera sido derrumbada muy recientemente. Ambos observan la escena y se miran, ambos están de acuerdo, deben salir de ahí, se dirigen a la puerta y entran a la casa.
Abajo suena música alegre, repetitiva pero agradable, bajan y encuentran que en la sala hay una reunión de amigos, algunos juegan, otros platican, otros bailan. Jim su hijo, charla alegremente con Lucy. Pasan cerca de él, lo ven con mucha seriedad, pero no le dicen nada y salen de la casa. Como todo el día ha estado nevando, la calle está obstaculizada por la nieve, así que toman unas palas y se disponen a limpiar la calle, pues esperan que en cualquier momento arribe la abuela de Jim.
Jim y Lucy conversan cautivados. Ella le dice que quiere estar a solas con él, el muchacho propone ir a su cuarto, la joven sonriente acepta y se adelanta a subir. Arriba el ambiente es más tranquilo. Jim encuentra a Lucy recargada en una pared, aunque con una postura extraña, una mano en la cabeza y otra en la garganta. En eso, se escucha el chirriar de la puerta de la habitación. La puerta se abre y de ella surge su abuela. –Abuela, ¿qué haces aquí, a qué hora llegaste? -dice Jim. La abuela, con cara de cartón lo mira, pero no le contesta nada. Puesto que ya no puede estar ya a solas con su novia, le dice a su abuela que va a avisar a sus padres de su llegada; toma de la mano a la chica, que de pronto la siente fría y sin fuerza, y se dirigen nuevamente a la planta baja. En la sala él dice en voz alta que la fiesta ha terminado. Los invitados se retiran poco a poco y después, cuando ya todos se han ido, los novios se sientan en el sofá. Ella, que en verdad parece enferma, débil y sin voluntad, continua con esa rara postura. Él le separa las manos de la cara y garganta para ver cual es la causa de su malestar y descubre que tiene un pequeño tubo insertado a la altura de la clavícula, seguramente en la arteria aorta. Por el pequeño artefacto circula un trasparente y amarillento plasma sanguíneo. Ahora bien, es tal la confusión de Jim que sólo atina a llorar y llenar de besos acuosos a su amada, le quita la blusa para verificar bien la situación y ve como el tubo que surge a la altura de la clavícula, conecta a la parte derecha del vientre, "seguramente a la vena cava inferior", intuye Jim.
En eso, sus padres, Beefheart y Janis, entran a la casa penosamente. Jim mira el aspecto de sus rostros agotados, húmedos y acartonados, y le viene el reciente recuerdo de la cara de su abuela. Ellos lo miran intensamente, él se da cuenta de la situación y de inmediato intenta cubrir a Lucy con su blusa, pero ellos con un gesto le dicen que no lo haga, y antes de que el muchacho lo advierta, ya están a lado de la chica conectando una especie de válvula a la pequeña manguera donde circula el plasma y luego, lenta y alternadamente succionan poco a poco la sustancia. En segundos, sus rostros comienzan a recobrar la frescura que les caracteriza. El muchacho no sabe que pasa, está confundido y su visión comienza a nublarse. Beefheart y Janis lo toman de los brazos y lo conducen a arriba, a su cuarto. El joven siente que sus piernas se derriten y casi no es capaz de sostenerse de pie. Ellos lo dejan junto a la puerta de su cuarto, donde está la abuela, al parecer esperándolos como estatua imponente, mientras van por Lucy.
Una vez frente a la abuela, esta levanta mecánicamente la mano izquierda y lo sostiene. ël se siente ajeno a su cuerpo, ve los ojos de la anciana y descubre que en ellos circula el universo. Cuando sus padres llegan con su novia, el muchacho piensa: "No, a ella no le hagan daño." Pero ellos simplemente se limitan a colocar a la muchacha muy cerca de donde él está y se retiran un poco. La abuela dispara miradas, del cuerpo de Lucy a los ojos de Jim, sus ojos universales parecen devorarlo y a la vez le sugieren libar el alma de su novia, pero él no podría hacer eso. No, no podría dañarla porque la ama, y de todos modos ya no tiene fuerzas para hacerlo.
Beefheart y Janis se dirigen a la puerta de su cuarto. Incrédulo percibe como "ellos", los que creía sus padres, se quitan la ropa, el cabello, la piel, se deshacen de sus fundas y quedan convertidos en algo así como sombras en tercera dimensión, como masas de obsidiana líquida, que ahora amorfas, abren una puerta de la que se desprende luminosidad y viento tibio, la penetran y desaparecen.
La ya mirada borrosa de Jim se posa finalmente en Lucy. ¡Ah! La ama tanto que no le importa dar su vida por ella. En ese momento la abuela, existencia infinita, lo deja caer y se dirige a Lucy, de un tirón arranca el tubo de plasma; la joven despierta de su letargo, ve al monstruo, da un aterrador grito y baja corriendo por las escaleras.
Con el artefacto entre sus manos, trabajosamente, "La abuela" se dirige a Jim que está desarticulado, lo levanta y le incrusta el pequeño tubo en la yugular. Él ya no siente dolor, sabe que su amada está con vida y eso le hace sentirse en paz. La abuela agita el tubo para que el plasma de ella penetre en el cuerpo de él, luego lo atrae de un brazo hacia la puerta por donde escurren luz y aire cálido, a la vez que se va desprendiendo de su disfraz hasta quedar también con la apariencia de sombra líquida. Él siente como es jalado por esa aberración de obsidiana a la puerta de su cuarto, ve como al penetrar por el umbral, primero sus dedos y luego su brazo, van desapareciendo, entonces parpadea y todo se ilumina. Cuando abre nuevamente los ojos, frente a él aparece una escena: en el horizonte se ven volando y ondulantes como serpientes metálicas, cuatro tornados que se acercan deshaciendo todo a su paso, como si contuvieran navajas de rasurar. Jim voltea y ve como todo se oscurece a su espalda, percibe que en la medida que en frente es más nítida la imagen de los tornados, su cuerpo paulatinamente se desintegra y desaparece hasta quedar convertido en pensamiento, en pensamiento inmerso en otros pensamientos.

El canto de Odiseo

Penélope siente orgullo al saber que Odiseo va a luchar como todo un héroe, sin embargo no querría jamás que en su viaje Odiseo se encuentre con las Sirenas, porque lo seducirán, lo llevarían a la perdición y seguramente ya no regresaría a casa. Pero Odiseo, que además de intépido es sumamente inteligente, va a la guerra. Después de ganar sucede lo inevitable. La historia cuenta que ya de regreso de esa guerra contra los troyanos, antes de pasar por la isla de las Sirenas, Odiseo manda a todos sus hombres a taparse los oídos con cera, a la vez de que también ordena que a él lo aten al mástil, (sin cera en los oídos). De acuerdo con esto Odiseo sería uno de los pocos mortales que han escuchado el canto de las Sirenas y ha vivido para contarlo. No obstante lo que dice el mito, Franz Kafka hace una variación con su relato "El silencio de las Sirenas". En él menciona que hay algo más terrible que el canto de las Sirenas: su silencio, el no canto, la no respuesta. El silencio de las Sirenas es su desprecio por Odiseo. Sin embargo, Odiseo, con su mirada puede hacer creer cualquier cosa a las Sirenas. Se deleita viéndolas lascivamente; inaugura el placer perverso del voyeur y en ese mirar queda preso, no las ve con los ojos de su rostro sino con su pensamiento; borra a las sirenas de la realidad y las convierte en imaginación y en ella todo sucede. Se dice que Ulises era muy inteligente "que incluso los dioses del destino eran incapaces de penetrar en su fuero interno." Algunos saben que el canto es más hermoso cuando el silencio también es interpretado. Pero, ¿y qué esperan las Sirenas de Odiseo?: Esperan que cante.

Perlar fotografías. Comentarios sobre el texto de Adrián Volt Saenz "Alguna sociedad excitada".

No es lo mismo excitar que extasiar. Excitar es provocar o estimular un sentimiento o pasión; el éxtasis un estado de máxima plenitud, lucidez y unidad del sentir y el pensar. La comparación de ambos términos surge a raíz de la lectura del poemario "Alguna sociedad excitada" (Cuadernos Existir 11, Tijuana B. C. 2008) ópera prima del poeta Adrián Volt Saénz, y es que la sociedad que habitamos, donde se nos estimula y respondemos (respondemos a la publicidad, a las leyes, a los roles, etc.) es en definitiva, una sociedad excitada, salida de si, deshumanizada y cuyo fin primordial es el éxtasis, convertirse en otro, convertirse en pensamiento en máquinas o dioses.
Vicente Huidobro, en su "arte poética" dice que "el poeta es un pequeño dios… inventa nuevos mundos y cuida de su palabra". El Autor de "Alguna sociedad excitada" asumió ese papel del poeta huidobriano y creó su utopía, su mundo feliz. Así que "Alguna sociedad excitada" - el libro- es tal vez una sociedad como esta, la nuestra, o a la mejor una realidad paralela a nuestras vivencias cotidianas en Tijuana, y que sin embargo esa realidad, aunque está muchos no la vemos porque sólo es visible a los ojos del poeta y por eso los poemas, que son el mundo y la circunstancia del poeta, nos parecen tan familiares y tan lejanos a la vez. ¿Y quién es el poeta que se describe en "Una sociedad excitada"? Un poeta extasiado que salió de esta realidad y se instaló en otra y describió aquella realidad o que desde allá describe ésta, o que tal vez puede ir y venir a esa otra realidad libremente -sin necesidad de visa- o por qué no, el autor de la obra es una máquina, un fantasma que recorre las calles de la ciudad y con una lógica diferente nos muestra las interpretaciones de sus vivencias.
El poemario conecta con Arthur Rimbaud y Phillip Glass. Conecta con Raimbaud en la cuestión de las "Iluminaciones". La iluminación, (por cierto que la iluminación está emparentada con el éxtasis) ese idea budista, instante breve y espontaneo en el que el velo de la realidad, que no es más que ilusoria, queda hecho trizas y otra realidad, la realidad de la realidad, queda desnuda ante los ojos de iluminado. Nuestro poeta tiene iluminaciones, pero en tiempos de escepticismo y tecnología exacerbada, no es un iluminado. En otro sentido conecta con Philip Glass, en lo maquinal de la música…Bueno, es difícil describir la música, sería más conveniente escucharla, sólo diré que Philip Glass es un representante de la música minimalista y que tiene una obra que se llama "The photographer" y que el autor de "Alguna sociedad excitada" tiene también la cualidad de ser fotógrafo, y que cada poema de éste libro es una iluminación o mejor dicho una fotografía, la iluminación fue previa al revelado e impresión fotográfica. El poemario es pues una serie de fotografías, visiones o iluminaciones que pudieran pasar en un recorrido por las calles de Tijuana o en el transcurso de toda una vida, claro que hay quienes jamás han tenido una iluminación, ni la tendrán… pero bueno, ya saben como tenerlas o cuando menos cual es el instrumento, la máquina ¡click! para conseguir esas iluminaciones en la actualidad.
Y ya que tocamos la idea de la máquina, quizás alguno de ustedes, ciudadanos y por lo tanto políticos -según aristóteles-, recuerde que en la segunda mitad del siglo XIX Engels publica un pequeña ensayo llamado "El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre" en donde menciona que la mano jugó un papel fundamental en aquella transformación. Pues bien en este trabajo poético de Adrián, se retoma esa idea de la mano y sugiere que con la evolución de la mano –la mano trabajadora- el mono no se transformó en hombre, sino en máquina… Para él, el humano es una máquina. ¿Y cómo se comunican las máquinas? No hay comunicación. Dice el poeta: "…no he/ conseguido reparar la máquina,/ un corazón, la ceguera vieja/ de mis hermanos…" La mano trabajadora, sanadora y reparadora se pierde en la identidad, en su pulsión siempre estable donde tener todo es igual a no tener nada.
La presencia de la máquina en "Alguna sociedad excitada" es evidente en diversos niveles: Primeramente en la forma del texto: en los títulos y sus acotaciones, en la repetición incesante de los paréntesis, en el uso de los dos puntos, en las aparentes definiciones de cosas y en el contenido donde hay máquina de todo tipo: ¿Máquinas tragamonedas? ¿Máquinas admirando estrellas?
Si hay algo que me agrada de la poesía contemporánea es su repudio a la lógica tradicional, y si debo decir que me agradan estos poemas es por su rompimiento con esta lógica, por el juego entre la seriedad y la befa. Y es que desde los títulos –del libro y de cada poema- se percibe una utilización lúdica del juego de contrarios ( incluyendo el lenguaje de "chat" con todo y las "happy faces" que están en casi todos los poemas) por ejemplo los títulos: (el Pobre (reflexivo y prudente):) ¿Hay pobres reflexivos y prudentes? (el Vecino (de enfrente poetizador):) ¿Nuestros vecinos poetizan?. "Alguna sociedad excitada" es un espacio habitado por paradojas y retos mentales. Los poemas nos muestran conflictos, contradicciones, guerras eternas y sin embargo nunca realizadas, oximorones. Es como si el poeta detuviera con su ojo fotográfico a los personajes y luego la plasmara en el papel. El conflicto, algo que de por si es acción detenido… dos peleadores en el preciso instante del golpe. El conflicto que está, pero no se mueve y que por lo mismo nunca termina.
Parte fundamental, para una de las comprensiones del poemario son los paréntesis. Todos los títulos -que son personajes de la obra- están entre paréntesis y parecen indicar que son los habitantes-personajes de esa "Alguna sociedad", además, en algunos casos los paréntesis dentro de los paréntesis indican el estado (con ironía algunas veces) de esos personajes es decir de su excitación. En otro sentido, ustedes saben que los paréntesis son signos de puntuación que se usan para separar o intercalar un texto dentro de otro, en el poemario representan una realidad insertada en otra realidad: La realidad que percibe el poeta y luego la realidad que vive el personaje en el poema.
En este libro hay poemas hacen referencia a otros, como en el caso de "El testigo" "el supervisor"y "El conciudadano", y hay una joya de la narrativa, una perla narrativa donde la sintaxis lógica- racional, pulida y de redondeces perfectas, es retorcida, irregular y rota. El libro es una perla. Es una perla de la narrativa, pero una narrativa esmerilada y retorcida por el poema; poema, a su vez, cincelado y fracturado por el verso, verso doblado y retorcido, por el uso del hipérbaton. Como ven, se trata pues un himno al Barroco. En otro sentido, hay desde mí muy particular punto de vista un requisito para ser poeta y este es cantarle a la muerte, porque el arte es la presencia "del otro mundo", es decir de la muerte, en este mundo. William Blake decía que: "si las ventanas de la percepción estuvieran limpias todas las cosas parecerían como infinitas". Para conocer lo infinito, lo que hay del otro lado de esas puertas de la percepción –quizás la muerte o la poesía- basta con abrir las puertas de la percepción y poetizar. ¿Cantarle a la muerte? Sí, los poetas le cantan a la muerte, y nuestro poeta lo hace - cantarle a la muerte aquí y ahora. Dice en algún poema: "… debo/ silbar a la muerte / para siempre linda canción./ Cúlpeseme a mí/ de lo consecuente; no estoy /ya enamorado de la vida…." En otro dice: "…también mueren quienes presencian la muerte del Otro." Y en otro más alude a que: "…la Muerte siempre concede al/ final de la tarde a todos una cálida/ Compensación y la entrega sin reparos."
Holderlin dijo: "poetizar la más inocente de todas las ocupaciones" Adrián Volt Saenz nos presenta el mundo de las los dioses-máquinas-mano-hombre en el cual las "casas y castillos de Basura" son "el mejor obsequio cívico" y entonces nos preguntamos ¿Será que las montañas, los árboles, los ríos y los mares son un obsequio que Dios a dado a los hombres, y que sin embargo para Dios, no se trata más que de basura? Quitémosle la moral a nuestra respuesta.

Psiconauta

Va una probadita de imágenes y música de ...et fonia.

Armando Duvalier

Van dos poemas de Armando Duvalier, poeta chiapaneco (1914-1989) . Duvalier es creador de un estilo vanguardiasta el "Alquimismo".'¿Cuál es esa alquimia poética? Se trata ni más ni menos que de la conjunción entre música e imagen entre la semántica y la fonética, entre la realidad y la metafísica cuyo resultado es sin lugar a dudas "La piedra Poetical", el fundamento y sustancia de toda poesía.
Los poemas son, primero "Canción Romántica", que lleva una dedicatoria: "Para Armandito Duvalier, autor de la cancioncilla "El Bica, la, la.". El segundo "La niña y la hipotenusa" que lleva la inscripción de "poema alquimista". Ambos poemas son de 1976 de una antología llamada "12 poetas chiapanecos".
Sin más van los poemas, ojalá y haya por ahí alguien que comparta algo más de este poeta.

Canción Romántica.

Lejos, allá desde un tumulto de perros disecados
los pájaros ardiendo en el otoño;
y aquí, en el fondo de un pozo con cuchillos,
un ángel sonámbulo de amor y carcomido,
la vio, la viola, el violoncello,
soñando entre sus manos…
.
En esta media tarde,
la Luna ladrándole a las calles. Yo, inmóvil,
como siempre hacia el verano.
¿Quién, amada, me ha visto
con ojos de adrede siempreviva
y ha dejado sus lágrimas colgando en la ventana?
.
¿Por qué con este corazón de vidrio
revolviéndose de cal y de tinieblas.
clavado contra un muro, grita?
Y un laúd se rasca con las uñas, lentamente,
doce pedazos de cristal amargo.
.
Vio, abí, de vio, abí, desde ahí;
tra lalá de bicá;
ay, de vio, abí, lalalá, tra la lá;
ay, ay, ay de bicá de vio abí…
.
¿Por qué aúllan, dime,
desde los negros parénquimas de lodo
los viejos cocodrilos ácido, podridos,
si es manca la química del llanto,
para quitarle la mugre a mi pañuelo?
.
Eres paloma azul sobre la lengua
soñando en la nostalgia del mar petrificado,
submarino de espinas en los ojos,
guirnalda de silencio entre las manos
y laurel derrumbado sobre el pecho.
.
Adoro tu sonrisa de navajas de oro
naciendo entre la ausencia paralítica,
y tus pétreos adjetivos vegetales
cuando estás bajo la sombra de clarines,
o bien, como las olas en cruz sobre la playa.
.
Do, re, mi, fa, sola y solitaria
llueve la noche en los balcones tristes…
¿Por qué no he de arrancarme los peces incendiados
si la rosa que es la más prostituta de las flores
se alza el vestido y ríe con los gendarmes?
.
Dos centímetros cúbicos de sombra
me clavan en el pecho sus cristales,
y yo, con mis veleros pintados de suspiros,
te sepulto en el rumbo diferente
al que tiene un color de golondrinas.
.
Voy a sellarme los labios con olvido
y a pegar en la arena las nubes con saliva,
tú, degüellas la tarde con palomas verdes
a los pies de tus ídolos ingratos.
¡Ándale, putilla marihuana, llora;
dale vueltas al manubrio del armonio y canta!
.
Ay, de vio, abí, de bicá,
lalalá;ay, ay, ay, de vio abí,
de bicá.
Lejos allá...
.
.
Armando Duvalier 1976

La niña y la hipotenusa

La niña llega al jardín;
sonríe y se pone a cantar con su lampiña hipotenusa.
.
Niña aligera;hipotenusa cúbica;
niña líquida;
hipotenusa lúbrica;
niña híbrida;
hipotenusa acústica;
niña antípoda;
hipotenusa húngara;
niña logarítmica;
hipotenusa estúpida;
niña alquímica;
hipotenusa adultera.
.
Niña de harina,
niña de vainilla,
niña de clorofila,
niña de brisa,
niña de anilina,
niña de trementina.
.
Hipotenusa pipa,
hipotenusa calavera,
hipotenusa guitarra,
hipotenusa hidra,
hipotenusa, marmota jugando en el semáforo.
.
La hipotenusa ordeña crepúsculos;
la hipotenusa tuesta bicicletas;
la hipotenusa prostituye equinoccios;
la hipotenusa suspira pistolas;
la hipotenusa fuma cangrejos;
la hipotenusa desayuna cometas.
.
La niña es cítara con las vísveras auríferas;
la niña es cítara con su grímpola centrífuga;
la niña es cítara con síntomas de canícula;
la niña es cítara con recíprocas mandíbulas;
la niña es cítara con epístola cilíndrica;
la niña es cítara con sílabas en la aurícula;
la niña es cítara con su píldora en la elíptica.
.
Hipotenusa cuneiforme,
hipotenusa hidráulica,
hipotenusa barragana,
hipotenusa al horno,
hipotenusa, güera oxigenada.
.
Niña, mandolina vitrea;
hipotenusa, cucaracha de hielo;
niña, espiga violinista;
hipotenusa, begonia estilográfica;
niña, amatista anfibia;
hipotenusa, girándula cacareando;
niña, mandarina oblicua;
hipotenusa, ruleta con calcetines;
niña, esquila paralítica;
hipotenusa, ménsula por quien suspiro;
niña, marimba química.
.
Hipotenusa de pólvora,
hipotenusa de cemento,
hipotenusa de plomo,
hipotenusa de invierno;
hipotenusa, harina carbonizada.
.
La hipotenusa es musa de acústica puntiaguda;
la hipotenusa es musa de púrpura metalúrgica;
la hipotenusa es musa esdrújula que rebuzna;
la hipotenusa es musa que se embadurna la cornamusa;
la hipotenusa es musa con alcuza sin albúmina;
la hipotenusa es musa con música en la úlcera;
la hipotenusa es una búlgara merlusa pública;
la hipotenusa es musa brújula cuadrúpeda;
la hipotenusa es musa energúmena cuando copula.
.
La niña infla sus prismas,
la niña lidia una anguila,
la niña cintila como cerilla,
la niña afila sus golondrinas,
la niña graniza sus clavellinas,
la niña ensilla una chilindrina,
la niña llovizna sus carabinas.
.
La hipotenusa gruña,
la hipotenusa florece,
la hipotenusa almuerza,
la hipotenusa resopla,
la hipotenusa encanece,
la hipotenusa siembra,
la hipotenusa hierve,
la hipotenusa tose,
la hipotenusa embiste.
.
Hipotenusa como cerradura;
hipotenusa como chimenea;
hipotenusa como ábaco;
hipotenusa como unicornio;
hipotenusa, telégrafo en calzoncillos.
La niña juega en el jardín;
la hipotenusa juega en el jardín;
la niña llovizna en el jardín;
la niña juega en el azufre;
la hipotenusa nieva en el jardín;
la hipotenusa juega en el aguarrás;
la niña llueve fonógrafos;
la hipotenusa atardece teléfonos.
.
La hipotenusa es escopeta;
la hipotenusa es góndola;
la hipotenusa es termómetro;
la hipotenusa es orquesta;
la hipotenusa es flámula rezando en un burdel.
.
La niña es risa de encendida parafina;
la niña es lila sin valija ni estampilla;
la niña es una oliva con astillas de morfina;
la niña es lira de neblina cuando gira;
la niña es sulfamida de floridas guillotinas;
la niña es mina de gramíneas de ambrosía.
La hipotenusa borracha empolla ferrocarriles;
la hipotenusa verde hilvana tortugas;
la hipotenusa epiléptica entierra hidrógeno;
la hipotenusa aristocrática vomita veranos;
la hipotenusa vidriada degüella trineos;
la hipotenusa renca amansa aviones con sueño;
la hipotenusa virtuosa resuella fonógrafos cojos;
la hipotenusa violeta calza pájaros de cobre;
la hipotenusa idiota tañe camellos adobados;
la hipotenusa dormida torea esponjas militares;
la hipotenusa manca exprime burros eléctricos.
.
Envío
.
Niña de la era atómica
un poeta alquimista te ha cantado como eres:
.
rosa con espinas.
.
.
Armando Duvalier 1976

El espía

Unos ojos sobrevuelan tu cráneo. El espía es espiado.

Accidente.

El principio fué un accidente: La palabra. La palabra dijo: "sea la Luz"; y fué la oscuridad. La palabra dijo: "háganse los bosques"; y fueron los desiertos. La palabra quizó hacer algo a su imagen y semejanza, lo intentó dos veces, pero no pudo expresar su nombre: así perecerá.
Para salir de la Preinterpretación....
Venta de boletos en Sortilegio café y Café Casa de la 9.

inteligencia

Los hombres más inteligentes son también los más estúpidos

Respuesta

Cuando de colores fosforíferos, llega aleteando atenta como abanico chino y se instala dentro de ti, cómodamente en el sillón rosita y gris, de peluche acolchonado y tibio de tu memoria, la tienes, posees la respuesta y ella te posee. Se tienen hasta el cuello del cuello entre sus dedos. Sus uñas, garfio fríos, te acarician para tranquilizarte, para adormecerte. Tus pies se mueven indefensosal aire . La respuesta te da la respuesta y mata la disyuntiva. La respuesta es el tercer ojo.Preguntas ¿Qué es la vida? Y entonces ella penetra con sus garfios incandescentes a la piel cruda, suave y tierna de tu yugular, luego imprime su fuerza con total y exacta lentitud la corteza crujiente de tu cráneo hasta aplastarlo. Exprime de tu cerebro lo que creías que eran tus ideales. Respondió. Cuando llegó la respuesta se acabó el asombro, y temblar de miedo hará más evidente tu miedo.

Llegó el día

"HOJALATA" Revista de literatura respira el aire público. Próximo jueves, !0 de noviembre. Presentación. casa de la 9. en la calle 9. Ocho de la Noche. Invitados todos.

Rock band

La música que hacen no se parece a la de ninguna banda del planeta. Todas sus rolas son absolutamente originales. Tienen a los mejores músicos de la ciudad. Sus sonidos son...uuuta! totalmente nuevos. Lo de ellos es el "feelling", el ambiente, la atmosfera que generan. Así piensan si no todas, si la mayoria de las bandas de la ciudad.
En la Casa de la nueve.
este veintinueve del
mes nueve.
Nuevas letras, nuevos poemas
con mas o menos nueve poetas
entre viejos y nuevos
9 9 9-6 6 6
E s t i r a - a f l o j a
ataca-defiende
avanzada-retirada
da-ca
bi i
Su da
Estos dias estoy en el aflojar, defender, retirar, caer

Hojalatería

"Hojalatería. Lectura poética a cargo de "Poeta No-lugar". Josué Peñaloza, Adrián Volt, Roberto Navarro, Juan Salpri, Paty Blake, Ariadna Hitchel, Antonio, Luxía López. Radial, discos invisibles, Lhabia. Los esperamos".

Necesidad

Pasé toda la semana tomando agua de jamaica (al final ya sin azucar). Mastiqué el hielo acumulado en el cogelador (mezclado con el agua de jamaica). Me levanté casi diario a las cinco de la mañana. Toqué covers pops en un antro x de la plaza fiesta, hasta hartar al gerente que de plano suspendió el tokín del otro día. Anduve en el "flanecito"con la llantita de refacción toda la semana.Le parché una llanta de bicicleta a un vecinito, (luego llegó otro... y otro, hasta que me hartaron y tuve que decirles que cobraba diez pesos para que se fueran... luego regresaron con sus diez pesos). Me subí un camión a cantar, el chofer, pensando que cantaría una canción ranchera o norteña, se alegró, pero toqué una de mis rolas melancólicas en 7/4 y dejé al chofer y a los pasajeros con su estereotipo desencajado. Son pocos ejemplos que la necesidad me hizo pasar.

Las privadas

En realidad la forma de las "privadas" de las nuevas unidades habitacionales son como las antiguas vecindades, con la única diferencia de que ahora ya no hay un contacto pleno con el vecino.

Poetizar

Es mostrar lo que con paciencia, esmero y disciplina o todo lo contrario, hemos ido haciendo, recopilando o formando de nosotros mismos.

Enfermo de escritura

Busca goteros de palabras y medícate.

Música y poesía

"Lectura:::..Adrian Volt, Roberto Navarro, Ariadna Hitchel, Josue Peñaloza,Miguel Quivira Antonio Mercado, Paty Blake, Luxia Lopez y mas" Tomado del Blog de Luxía López

Juego

No pasan horas, minutos o segundos, sin que mi cuerpo no me exija alguna actividad. No puedo estar estático. Puedo pasar horas haciendo música, escribiendo, leyendo o corriendo. Bajo el Sol caminar, hablar, escribir o pensar en las noches. Horas sin dormir, buscando la forma exacta de acomodar mis mundos, mis pensamientos. Trabajo, ¿trabajo?No. Hacer. Ese es mi juego.

Polémica

I Adrián Volt Sáenz Colectivo Poeta No Lugar P r e s e n t e . Sirva este conducto para hacerlesllegar un saludo y la confirmación del espacio para lapresentación de su proyecto colectivo de Poesía,exposición y música. Así mismo quiero comentarlesformalmente lo que en conversación había tratado conAdrián con respecto a cierta restricción para el usodel espacio de Sortilegio, para lo cual se hacenecesario primero acotar algunos detalles importantes. 1. Sortilegio es un espacio cultural 100%independiente, esto quiere decir, que no recibimosningún tipo de apoyo de instituciones de cultura,empresas o instancias gubernamentales, por lo que noestamos obligados a conducirnos con los mismosparámetros. 2. Sortilegio es un proyecto que no tiene socios deningún tipo, es un proyecto meramente individual quese ha venido trabajando con recursos propios y en elinterés de brindar un espacio para la promoción de lostalentos locales. 3. Como todo lugar, Sortilegio tiene una posturaética ante los acontecimientos de la cultura actual yuna axiología propia, donde nuestro interés estácentrado en apoyar a aquellos creadores queindependientemente de contar o no con una trayectoriao el reconocimiento colectivo, tengan una obra sinceraque manifieste su compromiso con el arte que lesocupa. 4. Tenemos un espacio dedicado a la poesía y lacrónica, que es un homenaje permanente a aquellosescritores que en primer lugar admiramos y a los queconsideramos tener coherencia y congruencia con suobra. 5. Sortilegio por las características antesmencionadas, es un espacio libre de albergar la obrade cualquier artista, asi mismo es libre de reservarseel derecho de admisión. Sirva todo lo anterior para comentar (lo cual no esprecisamente grato), que por primera vez Sortilegio sereserva el derecho de admisión en lo concerniente aexponer en sus muros el trabajo de la Srita. UrsulaTania, es decir, como público, como lectora onarradora es bienvenida como parte de este proyectomultidisciplinar, pero no así para que su trabajoquede expuesto en nuestros muros, puesto que lostrabajos a los que brindamos nuestro espacio paraexposición, son de aquellos artistas que nos merecentodo nuestro respeto. Desafortunadamente existen razones profundas y depeso llamadas "varios plágios a proyectos personalescon todo y título" ("había una vez...en California","Sherezade", etc), esto sin contar los plágios aamigos cercanos ( "Aspuk Aspuk" a Marco AntonioEspinoza, premio PACMYC ), que en congruencia conmigomisma, me hacen tomar la presente decisión. Esperando que comprendan las razones y en el mejoránimo de recibirlos, reciban un cordial saludo. Lic. Vianka R. Santana Propietaria de Sortilegio. II... III Me parece que cada quien es libre de expresar lo que cree, incluso Vianka como se llame. Yo tampoco considero que se deba exponer en el lugar, de cualquier modo. miguel quivira IV yo creo también que ella (vianka) tendrá sus razones. finalmente es su espacio. sin embargo, creo que lo mejor es no exponer ahí, porque sería hacer incongruente con lo que venimos haciendo como grupo. no tenemos necesidad de desunirnos sólo por exponer ahí. ya vendrán otros lugares y oportunidades. paty blake V No a la exposición en "Sortilegio". La cuestión es sencilla. La exposición "Doble-Mente" Visual. fue montada por un grupo. Y así como quedó, esta completa, sin nadie de mas, sin nadie menos. Invitados fueron todos. Hubo quienes no terminaron a tiempo. Hubo quien puso un trabajo sin avisarnos, (El Caso de Martha...) y esta bien, quienes somos para decir a alguien que se integró, y creo muy bien, que no lo puede hacer, claro que lo puede hacer, y lo hizo. El grupo, Poeta No-Lugar, es eso, un grupo y No un lugar. Y que quede claro, no es una defensa en este caso de Ursula Tania. Sino de la poesía, del trabajo que hace poeta y del arte, más allá de las instituciones, públicas o privadas. El arte va más allá del individuo. El arte es un fenómeno social. Actitudes como las de Vianka, enaltecen al individuo o la institución, pero no al arte. Josué Peñaloza.

Nada

Estoy tan ensimismado, que no puedo decir nada de mi.

doble-mente-visual

mente...doble...visual...poesía.

La fe es una arma de sanación.

rapsodas

Recitemos de manera cuasi ambulante, como los antiguos rapsodas griegos. Hagamos épica de esta ciudad, como bardos, cantemos la hazaña heroica, del “niño que pela una naranja”, de “la mujer seducida en su sueño por un policía”. o deunos goliardos seguidores del vicio y el demonio. Vaguemos por los parques de esta ciudad o de plano, disfrutemos cual viles juglares, (por dinero, o por algo mas grande que el dinero) bailemos, y cantemos al pueblo.

Músicos ambulantes

En un chispazo de ingenio, a Gibran se le ocurrió salir a la calle a tocar. Sin más que agregar, tomamos flauta, acordeón, armónica, guitarra, bombo-tarola-platillo, un libro de partituras de The Beatles, y nos fuimos en busca de un lugar donde tocar. Pensamos ir al parque "Teniente Guerrero", pero finalmente, decidimos caerle al parquecito que esta donde empieza la Av. Revolución, el de la "Torre". El trip estuvo así: Comenzamos con unas interpretaciones en guitarra y flauta. Yesterday, Yellow Submarine, Here comes the Sun, P. S. I love You. Seguimos con una especie de blues para armónica y guitarra. De ahí, cambiamos a una especie de Jazz en tres tiempos, con mezclas de música mexicana con acordeón y batería, tambien una especie de marcha. Y finalizamos nuevamente con the Beatles voz, guitarra y batería. La gente del parque miraba, habia niños que se acercaban, jovenes alentando el paso, como que trataban de discernir que es lo que tocabamos, incluso hubo un vato "tecatón" que se puso a bailar al mas puro estilo "hippie". Tarde memorable sin lugar a dudas.

Sobre "Radial", en la feria del libro

Del programa de la feria del libro, señalé los eventos que me interesaban. Uno de ellos fue “Radial” proyecto de música y poesía. ¿De qué tratara?, ¿Quiénes serán? Me preguntaba. ¿Hay que ver que es lo que hacen? Preguntaban a Gibrán y a Adrián. Hay que estar ahí, quedamos. el día señalado, unas horas antes del evento me llega un correo de Paty Blake donde nos invita a leer a..."Radial" “Lazo Invisible” y “Dasein” eran la música. La Poesía correría por nuestra cuenta, Paty, Martha, Luxía… la morra de Nacho, Adrián, y yo. El público… asistencia clíckica, y uno que otro incauto que cayo en la s redes de la poesía, incluso alguien se atrevió a leer su texto… y eso ya es ganancia.

Ewok jam.

Le caímos a la “Casa de la Nueve”, al EWOK JAM. En el escenario estaba la vieja guitarra tipo Gibson de Roberto, que permanecía absorto en una mesa como revisando unos textos. Bajábamos los instrumentos del auto cuando llegó Antonio con un yembé Nos instalamos más rápido que de volada. Para eso Roberto ya atacaba al oido con sus acordes desgarradores. En cuanto estuvo instalada la “Pila” me trepé como gárgola que llega a su templo, y comencé a flagelarla sutil y obstinadamente. La tormenta de sonidos comenzó con un blues desgarbado y machacante. Luego, Roberto atacó su guitarra con un tiro de Bossa nova que llevaba chanfle. Gibran, en la otra guitarra, le dejo caer unas escalas locrio-mixolidias, mientras que Toño chisporroteaba con su yembé la noche. Yo, dejaba que dialogaran, solo dándoles el pulso con el bombo. Superamos sin sobresaltos ese primer tiempo. El segundo tiempo tuvo jiribilla, después de la calistenia del blues y bossa, arrrojé un tirabuzón en 7/8, Gibran con experiencia de ligas mayores se dio un festín rítmico. Roberto se agarró de donde y como pudo y comenzó su trabajo de corrosión. Sin embargo Toño, por el contrario, desconcertado y sin aliento para estos trotes… abandonó la contienda. Casi como por reflejo me desvíe a un 6/8, y la tormenta se convirtió en huracán. Ahora Roberto convertido en Zeus arrojaba rayos y centellas sonicos a los escuchas. Gibran le pintaba paisajes con sus acordes, mientras que yo afloraba con truenos y corazones desbocados desde la batería. Así, cual viles nómadas de la música, cabalgamos por ríos y montañas, mares y desiertos, hasta que por fin, al llegar el último sonido a su fin, la ovación, el inmenso, magnifico y atento aplauso de una morra solitaria (¿NO seria Euterpe en carne y Hueso?) nos entusiasmó tanto cómo el espacio vacío del "Café de la nueve". Después del "Ewok Jam" Toño se fue al Turis o al Zacas (Probablemente aguitado). Magos dijo: ¿Cómo les fue No los vi, pero los escuchaba de vez en cuando, se escuchaba curada. Roberto dijo: Como que la pila descontextualizó… La cura era percusiones y guitarra… Gibran dijo: No contaban con nuestra astucia. Un jam es una plática, diálogo con instrumentos. Sin embargo, si uno quiere ser siempre la voz de mando, el jam se convierte en monólogo. Para dialogar es necesario conocer el lenguaje, saber escuchar al otro y es difícil si no nos desprendemos denuestro ego.